¡Ya está aquí la primavera!

Como bien sabéis se guardan los abrigos y se acaba el ir discreta. Las tiendas se llenan de colores, de flores, de minifaldas, de vuelos y espaldas al aire… para casi todas.

Recuerdo con horror la primavera y el verano, he llegado a usar rebecas de lana en estas estaciones para que no se me vieran los brazos, faldas por debajo de las rodillas, camisas con estampados imposibles, anticuados, anchas, para disimular… Por supuesto han sido muchos los veranos que ni he pisado la playa, ni he ido a la piscina si había gente más allá de mi familia más directa. Odiaba el calor, porque suponía encerrarme más aún.

¿Y qué pasó? Que me di cuenta de todas las estupideces que nos enseñan, cómo calan en la mente de niñas aún inmaduras y la de cosas que hacemos por sentirnos acomplejadas. Por detestarnos, por odiar cada michelín, ya fuera grande o pequeño. Por aguantar comentarios tipo «con lo guapa que eres… si adelgazaras». Y todas las miradas de pena y frustración hacia nosotras por no hacer lo que ellos querían, adelgazar. Ser estéticamente correctas. ¡Se acabó, ha llegado la primavera! Y con ella la revolución. La revolución del optimismo y la belleza tal cual, de tener la cabeza bien alta. Y enseñar piernas, sí, sí, como leéis, vamos a enseñar todas nuestras magníficas piernas que ya toca que nos de el aire.

La moda, evidentemente, ha cambiado para las tallas grandes en los últimos años, aunque en España queda muchísimo trabajo por hacer, pocas opciones y a menudo más caro que marcas extranjeras. Todavía nos siguen imponiendo colores neutros, lisos, hay pocos estampados. Internet es una magnífica opción para comprar si en vuestra ciudad o pueblo no encotráis tiendas de vuestro estilo. Por dar algunas ideas, a mi me encantan AsosForever21 o Torrid, funcionan bien, tienen ofertas estupendas y llegan rápido. Ya hablaremos de bikinis y bañadores en otra ocasión, pero mientras echad un vistazo a SwimsuitsforAll, ¡maravillas! Y por dar un par de opciones españolas que están intentando abrirse camino, os recomiendo a Patricia Guillén (vestidos preciosos) y Yus Woman, de quien ya tengo dos faldas cortitas que me quedan estupendas.

  Así que chicas, se acabó el escondernos. 

Venimos con fuerza, a sentirnos cómodas, guapas, maravillosas, 

venimos a enseñar piernas.

Ana Maroto,  Curvy You

¡Ya esta aqui la primavera!