Experiencia XL de Gemma Esquer

Gemma Esquer, protagonista del vídeo de ModelosXL, nos cuenta como ha sido su experiencia. 

«Es un martes de diciembre por la noche, llegando al Hot Blues, un local dónde cada segundo martes de mes nos juntamos algunos músicos y cantantes para hacer una jam session. Recibo la llamada del equipo de Modelos XL para hacerme más preguntas –ya habíamos tenido un primer contacto por teléfono ese mismo mediodía-  y acabar de decidir si era la candidata a elegir para grabar el spot publicitario de su proyecto. Debía comprometerme y asegurarles que luego no les dejaría tirados. El calendario de rodaje: pocas opciones y poco tiempo… incompatibilidad que causaba tener que buscar una localización de interiores (un piso o casa con ciertas características) para poder grabar esa misma semana ya que tenían muchas ganas de lanzar el proyecto a la luz a principios de año. Les digo que mañana les informo si he encontrado localización pero que tenía un par de sitios pensados. Entro en el bar, desconecto de todo mezclando la emoción de cantar en directo con la posibilidad de ser protagonista de un anuncio.

El día siguiente empiezo a mandar whatsapp a mi cuñado, que hace poco más de un mes que ha alquilado un piso súper bonito y muy bien decorado cerca de mi casa. Un piso con terraza, mucha luz natural, justo lo que buscaban. A la vez, voy buscando otras localizaciones por si acaso él se arrepiente, pero no me falla y nos cede el piso para poder grabar.

Para poder interpretar bien mi papel, me envían el texto de la voz en off, una serie de frases con las que me identifico al instante… básicamente con las del principio, me explican un poco cómo será el vídeo y realmente la parte que quieren grabar en el piso me pasa día tras día…

Justo esa semana yo me he pedido fiesta el viernes y el lunes porque todavía tengo días de vacaciones por gastar y ya estamos a diciembre. Coincide que ellos pueden quedar esos dos días y nos vemos el viernes en Orpí para grabar interiores y quedamos el lunes para grabar en exteriores, justo en el centro de Barcelona. Hay nervios, esa noche he dormido poco, justo la noche anterior fui a un concierto y me quedé a dormir en Barcelona, me levanto pronto, tengo una hora de camino más el rato de terminar de escoger la ropa para el anuncio. Llego a casa, no sé qué escoger, por lo que empiezo a llenar bolsas y bolsas (de las típicas grandes) de ropa y más ropa, para que haya variedad.

Se retrasa todo un poco, las perras de casa empiezan a ladrar en la calle, ya sé que han llegado, alguien nuevo ha llegado al pueblo y mis mascotas me alertan. Salgo, los saludo, vienen muy cargados de cosas que no sé bien qué son, pero eso todavía lo hace más emocionante, el mundo audiovisual: el gran desconocido. Yo tenía experiencia de muchos años en teatro, pero… ¿en cámara? No mucho, y menos de protagonista. Más nervios. Descargamos, al final mi cuñado está en casa, pero va a hacer algunas gestiones para que podamos trabajar tranquilos. Los profesionales de la cámara de vídeo van montando cosas, otros van abriendo un despertador blanco, la maquilladora y otra chica me ayudan a escoger la ropa para colocar en el armario que saldrá en una de las tomas.

Todos están arriba y abajo, unos saliendo a la terraza, nombran equipos técnicos que no sé qué son, no paro de hacer preguntas. Otros vacían la habitación, cambian muebles de sitio, y yo nerviosa para que todo quede igual cuando dejemos el piso.

Empezamos a grabar, movimiento de cortina. No sale como quieren, otra vez. Y otra. Y otra. Esto es grabar un anuncio, varias tomas hasta que realmente les gusta el resultado. Pasamos a la siguiente toma, en la cama, suena el despertador. El técnico del despertador lo ha programado para que suene a las 7.00h, típico ruido despertador y casi a la hora que me despierto cada día, todo es muy realista, me encanta!

Así vamos grabando todas las tomas, el equipo de Luz de Flash me enseña ciertos trucos al trabajar en cámara, me siento tan novata… pero agradezco cualquier consejo, voy absorbiendo todo lo que puedo, hay que aprovechar la gran oportunidad que me están ofreciendo.

Terminamos de grabar por hoy, todo vuelve a su sitio dentro del apartamento, me quedo tranquila. Han traído croissants! Qué ricos… me hacen algunas fotos para empezar con exactamente el mismo look el lunes, acabamos de recoger y cada uno a su casa.

Es sábado, hay que buscar un vestido especial, uno que encaje en lo que buscan para el rodaje del lunes. La Maquinista, Violeta, H&M, C&A, no encuentro nada que me parezca lo suficiente glamuroso y con clase para desfilar por una pasarela. El móvil se está a punto de apagar por falta de batería, me llama Juanjo y me pregunta quién me apetece que salga conmigo en el anuncio para que venga el lunes a grabar; sin dudarlo: Cristina Haro.

Lunes, ayer fue mi cumpleaños, me despierto en Barcelona ya que ayer fui a colaborar en un acto solidario y terminé tarde, parece que las noches anteriores a los rodajes toca dormir pocas horas. Hemos quedado por la mañana en la cafetería Zurich de Plaza Cataluña, está lloviendo y temo no poder grabar las tomas de exteriores. Cristina llega un rato más tarde, desayunamos, hace frío y no deja de llover. Algo más tarde aparece el equipo de Modelos XL, maquilladora, cámaras, reporteros,… Nos dividimos en grupos y algunos nos vamos en busca de EL VESTIDO, entramos el El Corte Inglés, qué raro que para tallas grandes no tengan mucha cosa (ironía, por supuesto). Me pruebo algunos, otros, no convencen. Cristina se ilumina y recuerda un diseñador con el que había colaborado en un desfile: José Rivero. Buscamos su página web, nos encanta lo que vemos. Le intentamos contactar, es mediodía, ya no tiene abierto, lo probaremos de localizar más tarde. Aprovechamos la tregua de lluvia para realizar todas las tomas de exteriores. Cambios de ropa, vestuario, peluquería en el campo base –parking fnac El triangle- . Pobre Ainhoa, el otro día no tenía casi trabajo y ahora le estamos exigiendo mucho en poco tiempo, pero nos las apañamos y todo va sobre ruedas. Cuando terminamos de grabar, justo se hace de noche, casi nos pilla pero lo hemos conseguido.

Siguiente objetivo: el vestido. Vamos a la tienda del diseñador, en taxi, guiando Cristina. Esta chica es un tesoro! Llegamos a la tienda, nos recibe, le explican el proyecto y nos saca algunas opciones. Ésta. La falda tipo Carrie Bradshaw, me encanta, me ha enamorado. Corpiño para la falda, ideal. Lo hemos encontrado!

Nos despedimos de Cristina y todos los demás cogemos los coches camino a província de Tarragona, nos han dejado un teatro para poder grabar la parte del final del vídeo. La evolución es brutal, tengo ganas de ver el resultado. Ainhoa disfruta, ahora sí, maquillándome y peinando las extensiones para que esté todo a la misma altura del vestuario y sobretodo, del proyecto. ESPECTACULAR, esto es espectacular, mañana tendré sueño, es tarde y todavía estamos grabando, pero el esfuerzo de todos vale mucho la pena, seguro que valdrá mucho la pena. Terminamos el rodaje del lunes, no quiero que esto termine, le estoy pillando el gustillo J

Me llama Xavi, me pide que le grabe la voz en off con el móvil para valorar si va a salir mi voz en el anuncio también o si lo grabará otra actriz. Grabo distintas opciones, más alegre, más depre, más rápido, más lento. Me emociono, puede que también sea yo misma la que ponga la voz al anuncio donde salgo de protagonista, esto no me puede estar pasando. Sí, está pasándo, dísfrutalo, no dudes.

Finalmente sí, se deciden por mí, por mi voz, esto es increíble! Soy de esas personas que no creen en sí mismas, y pongo en duda que lo pueda hacer bien. Me recuerdo a la chica dubitativa del vídeo, y entonces me repito las últimas palabras de la voz en off, me ayuda a aceptarme y poder tirar adelante, si tengo que representar a las modelos XL debo creer en mí misma, en que puedo hacer las cosas bien.

Quiero agradeceros a cada uno de los integrantes del proyecto todo vuestro esfuerzo y vuestra actitud, que en todo momento ha hecho que todo pareciera mucho más fácil de lo que realmente era, ha sido un placer poder colaborar con Modelos XL y os deseo toda la suerte del mundo, aunque con personas como vosotros esa suerte ya va integrada y a vuestro alrededor sólo pueden suceder cosas buenas, como ayudar a los que estamos fuera del cánon de belleza, haciéndonos ver que nosotros/as sí lo valemos.

Un abrazo XL, Gemma Esquer.»

gemma esquer