Este es mi cuerpo ideal, el mío.

Me gustaría dar mi visión personal sobre este vídeo que «arrasó» las redes hace unas semanas, habla sobre la evolución de lo que los HOMBRES llaman cuerpo ideal femenino. A mi me parece una bobada gigantesca, aparte de peligroso, pues según ese «ideal», las mujeres tratan de cambiar sus cuerpos según lo que «se lleve» en la época. De locos. ¿No es discriminatorio? ¿No es mejor promover la aceptación de cómo somos cada uno en vez de establecer cánones que sólo llevan a vidas estresadas y debilidad mental frente a lo que opinen los demás sobre nosotros? Cuerpos sanos y diversos, eso sí.

 Tenemos la manía los seres humanos de no parar de poner etiquetas a todo y hacer una industria en torno a eso que consideramos «lo ideal», lo «estándar». Y sólo es una forma más de pararnos los pies para seguir avanzando. En este caso, establecer un ideal femenino, conlleva a que las niñas sufran trastornos alimenticios y cargas de complejos muy grandes y difíciles de quitar. ¿Cuándo abogar por la tolerancia, la aceptación de uno mismo, la felicidad que conlleva el ser como se es? ¿Tan difícil es? Creamos personas incapaces de ver más allá de lo que dicen las televisiones y medios de comunicación. Y todo está manipulado con un fin: la industria y el dinero, que pasan por alto tantas cosas que hacen daño.

Por otro lado, sale un artículo donde Francia quiere someter a las modelos a pruebas para confirmar que no tienen anorexia. Me parece bien, pero cuidado, es un arma de dloble filo. Si se trata de ser un “ejemplo” de salud, se debe expandir a todo, una modelo que pese 35 o 45 kilos no es un buen modelo igual que no lo es una modelo que pese 150 kg. ¿Estáis de acuerdo? No podemos defender una cosa sin aceptar la otra. La moda debe ser para todas las tallas, en una misma pasarela deben salir modelos de una talla 38 igual que modelos de una talla 50. Y eso debe ser una medida estándar de modelaje. Luego el tallaje debe aceptar a todas, ¿o es que las mujeres anoréxicas o con obesidad mórbida grado 3 no tienen derecho a una ropa bonita? Un ejemplo maravilloso de esto lo hace la firma Modcloth, que usa a sus empleadas, con sus diferentes cuerpos, a lucir un mismo modelo de bañador. Y a todos gusta. Y todas nos sentimos identificadas. Eso es el futuro de una pasarela de moda. Donde todas quepamos.

Me da igual si tu cuerpo es gordo, flaco, con curvas, plano, alto, bajo. Es el tuyo y como tal debes amarlo, no quererlo cambiar a costa de tu salud física y mental. El día que todas empecemos a tener esto claro, será una revolución y todas ganaremos.

Ana Maroto,  Curvy You

 

­Este es mi cuerpo ideal, EL MIO