El día de la no dieta

El 6 de mayo fue el día de la no dieta. Pues qué buen día ¿no? ¿Significa que los que hacen dieta paran el día de hoy de tomar batidos de farmacias y galletas de arroz; o más bien se quiere reivindicar LO ABSURDO de hacer dieta tal y como nos la quieren vender hoy en día? A las mujeres especialmente, claro, y ni siquiera a las mujeres gordas, sino a aquellas que no lo están. Más ahora en la odiosa «operación bikini». Si te sobran 5 kilos, si te sobran 10, si te sobran… el caso es consumir lo que ellos (grandes empresas que ganan mucho dinero a costa de que tú te sientas mal contigo mismo) quieren que consumas sus productos. Y no son nada baratos. La operación bikini sólo debe ser comprar el bikini que te gusta y ponértelo, ir a la playa, a la piscina, y mojarte los pies, tirarte de cabeza, chapotear, tomar el sol, disfrutar. Y no mirar alrededor a ver quién te mira.

Vamos por partes, la dieta que quieren que sigamos es la dieta de la culpabilidad. Que la camuflan de vida saludable etc etc. Incluso los médicos mandan cualquier dieta de 1000 o 2000 calorías a una persona obesa (o no) sin hacer otro tipo de pruebas. Soy una experta en dietas. Desde los 5 años me obligaban a hacerlas. Sin pan, sin chuches, sin salsas, sin sal, sin cosas ricas. Conclusión: comes a escondidas y te mueres de culpabilidad. Te sientes goooooorda (aquí pongamos tono autodestructivo), fea, sucia, inservible. Pero no te enseñan a comer. Ni a quererte. Sólo a despreciarte. Ahí está el error. Una vez leí un libro de Kathryn Harvey que me ayudó al respecto, se llama Butterfly. Su protagonista aprende a comer, aprende lo que le sienta bien y lo que no. No hace dietas milagro, no se deja engañar. ¿Por qué no hacen lo mismo aquí los médicos? ¿Por qué ingresan a niñas y mujeres que sufren anorexia y bulimia y las ayudan a tratar sus trastornos alimentarios y psicológicos y le dan tanta importancia a la autoestima; y a las niñas obesas sólo las culpabilizan? ¿Por qué no las ayudan? ¿Por qué no nos han enseñado? Muchos por qués sin responder.

El mundo de las dietas en sí es odioso. Es obsesivo, se convierte en una rutina de vida, en un modo de vivir, y eso no es bueno. ¿Qué es bueno entonces? NOSOTRAS. Nosotras somos buenas, fantásticas, maravillosas, nosotras que hemos aprendido entre empujones y golpes. Nosotras que nos comemos un donut sin complejo y sin alimentarnos solamente lechuga la semana siguiente. Nosotras que sabemos que cuidarnos no es meter el culo en un bikini de la talla 40. Cuidarnos es mirar hacia adelante y lucir un bikini de la talla 50 con la cabeza bien alta, y felices. Porque hacer dieta no es ser modelo. Hacer dieta debe ser algo clínicamente prescrito, algo que necesites en un momento determinado por alguna causa médica. Cuando estemos enfermos por algo. Comer sano y disfrutar, y darse pequeños caprichos, y aprender a conocernos, eso es vivir.

Así que en general, todos los días deberían ser el día de la no dieta. Porque todos los días tenemos que comer. tres veces en general. Nos han enseñado a tener la cabeza llena de nubarrones desde pequeñas y ya va siendo hora de ver el cielo despejado.

Ana Maroto,  Curvy You

El dia de la no dieta